Aloo Studio

ESCRÍBENOS CONTACTO@ALOO.MX
LLÁMANOS (777) 314 49 89
CONTACTO

13 reglas sobre cómo escribir un correo electrónico para tu cliente

escribir-correo-de-ventas

Si estás leyendo este artículo ya estás convencido de los beneficios de utilizar email marketing: requiere poca inversión y te puede traer un retorno de inversión (ROI) bastante significativo. Ahora es turno de aprender cómo escribir un correo electrónico. Tu mensaje es una carta de presentación para tu cliente.

Si te preguntas algo como: “si mandar correos electrónicos es tan bueno como dicen…  ¿por qué yo no he visto resultados?, los clientes no me responden, no abren mis correos, me quiebro la cabeza pensando cómo escribirlo y no tengo respuesta”

Lograr un cambio en las respuestas de tus correos electrónicos puede ser más sencillo de lo que imaginas. Necesitas volver a los básicos de la buena redacción. Es probable que la clase de español no fuera tu favorita (confieso que yo sí una nerd de la escritura) por eso quiero facilitarte las cosas con esta lista de verificación.

Así evitamos que te sientas de vuelta en la primaria. Úsala cuando escribas un correo y verifica si cubres estos puntos.

1. Pirámide invertida: Esta técnica es ampliamente conocida por los periodistas. Consiste en decir lo más importante contestando a las preguntas: Quién, qué, cuándo, por qué y cómo en el primer párrafo.

De este modo te aseguras de que lo esencial de tu mensaje sea leído y comprendido por el lector que tiene poco tiempo. Los detalles déjalos en un segundo párrafo para el que desee saberlos. Es un básico de cómo escribir un correo electrónico.

2. Espacio en blanco: Puede sonar muy simple pero en verdad dejar espacio en blanco es fundamental al momento de redactar un correo. Piensa en desarrollar una idea completa y que se entienda individualmente por cada oración y párrafo

3. Longitud de oración: Las mejores oraciones se componen de entre ocho y doce palabras. Al ser más largas o cortas dificultan la lectura y comprensión del mensaje.

Esto me hizo recordar a un profesor de poesía que me habló de un concepto interesante: la economía de palabras ¡No te asustes! No propongo convertirte en poeta cuando hables con tus clientes. Más bien quiero que aprendas a optimizar las palabras. La poesía requiere del talento de usar la menor cantidad de palabras con el mayor significado posible.

Decir mucho en un espacio reducido ¿Ves su utilidad? Ponlo en práctica.

4. Tamaño de letra: El estándar es 11 o 12. No lo cambies, ya que cualquier tamaño más chico o grande es leído con más lentitud. En la plataforma de Gmail, elige el tamaño “normal”.

Tipo de letra o fuente: Los mejores son los que tienen las letras muy juntas entre sí.

5. Itálicas: Son la mejor herramienta cuando quieres enfatizar una palabra. Se lee un poco más lento que las letras ordinarias y en negritas.

6. Negritas: Úsalas para destacar las palabras o puntos más importantes. Mientras las itálicas se usan para enfatizar, las negritas son para capturar la atención.

7. Subrayar: Puede resultar confuso incluir texto subrayado ya que se parece a los enlaces externos. Es mejor evitarlo y optar por las otras opciones para llamar la atención de tu cliente.

8. Sangría: Cuando se trata de un email largo, puedes usarla para separar ideas. Si es un email corto no es necesario usarlo.

9. Viñetas: Son lo mejor para organizar, estructurar y dejar espacio en blanco.

10. Numeración: Es muy útil enumerar la información cuando haces múltiples preguntas, hay muchos temas que plantear o muchos puntos a discutir. Esto le facilita la lectura a tu cliente y hace menos probable que exista un malentendido.

11. Texto Coloreado: Puede ser útil pero necesita usarse con moderación. Si en el correo pides a tu cliente que haga algo, puedes usar los colores a tu favor poniendo en rojo lo que es urgente y en azul lo que sea opcional.

12. Enlaces: Úsalo para aclarar o apoyar tu propuesta o punto. Incluso puede usarse para dar a conocer un término o jerga que necesites utilizar.

13. Haz una lectura de prueba. El último y más importante de todos los consejos es releer el mensaje en su totalidad por lo menos dos y hasta tres veces. Esto tiene dos ventajas: notarás cualquier error ortográfico o de redacción (si tienes dudas, usa un editor de texto) y podrás percibir lo que tu cliente entenderá y sentirá al verlo.

Estos puntos te cubren totalmente en cuanto a la redacción. Ahora ya sabes cómo escribir un correo electrónico adecuadamente. Estoy segura que si sigues estos consejos empezarás a notar el cambio en la respuesta de tus clientes.

Gabriela Trejo

De todas las formas de comunicación existentes mi favorita es la palabra escrita, y es a través de ella que espero ayudar al lector a conocer más sobre cómo crecer en su empresa o negocio.

Ver todas las entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *