Aloo Studio

ESCRÍBENOS CONTACTO@ALOO.MX
LLÁMANOS (777) 314 49 89
CONTACTO

Cómo prospectar clientes por email

como prospectar clientes

Es complicado hacer un email de prospección. Escribir, ajustar, adjuntar, revisar te puedo tomar horas, y en realidad no hay garantía de que tendrás el resultado que deseas.

Es momento de dejar de quebrarte la cabeza o de tenerle miedo a este tipo de correos . Es cierto que escribir un correo es una habilidad que toma tiempo desarrollar pero una vez que la domines, lo harás en poco tiempo.

1.Recopila información sobre tu cliente

Un correo de prospección implica que aún no conoces todo sobre tu cliente. Quizá tienes algunos de sus datos porque es seguidor de tu blog o del perfil de tu empresa en Facebook. Debes usar todo lo que sepas de él para conectar con sus intereses. Si aún no conoces suficiente de él, prueba a buscar su perfil en LinkedIn. Si no encuentras su perfil, siempre puedes fijarte en perfiles similares. Por ejemplo, si tu cliente es asesor financiero revisa el perfil de otras personas que describan su puesto de trabajo con las mismas palabras.

2. Haz una entrada triunfal

Necesitas enganchar a tu prospecto en las primeras dos líneas de tu mensaje. Recuerda que este tipo de correo no fue solicitado y por lo tanto estás pidiendo tiempo a tu cliente. Aún así tienes la oportunidad de conectar con tu cliente siempre y cuando no empieces con una entrada débil. Debes desde el inicio capturar su atención.

Mira algunos ejemplos de cómo empezar:

“He notado que eres un gran lector de nuestro blog”
“Acabas de descargar nuestra guía de los arreglos florales más populares para las
bodas de verano”
“Felicidades por tu nuevo ascenso”
“Tu perfil es muy parecido al de nuestros clientes más exitosos”

Nota: Si aún en este punto no encuentras una razón para contactar a un prospecto, mejor no lo hagas. Espera a tener un motivo real para hacer contacto con él.

3.Dale valor de inmediato

Conviértete en un guía que te permita ser un consejero confiable sobre los temas que le interesan a tu cliente.
Mira estos ejemplos:

“¿Has visto este artículo sobre el problema X del que tuiteaste la semana pasada?
“Nuestros clientes han tenido éxito en el área de X con las estrategias A, B y C.”
“Empresas como la tuya que siguen la estrategia X, frecuentemente se quedan cortos en las áreas que estás investigando. Podrias tratar con A, B o C.

Estos ejemplos tienen en común dos cualidades: sabemos quién es, qué le interesa al cliente y le ofrecemos contenido de valor relacionado. Al mostrarle al cliente que estás al tanto de su actividad reciente en tu página, lo haces sentir especial. Demuestras que estás ahí para él y que si se convierte en tu cliente, tendrías la misma atención.

4. Ofrécele material que lo deje “picado”

Puedes ofrecer más recursos o una vista previa de tus ofertas, lo único que debes tomar en cuenta es que esas ofertas son acerca de los intereses y necesidades de tu cliente. No sobre los tuyos.
Si ya adjuntaste una o dos ofertas atractivas ahora ten cuidado de no saturarlo. Aún cuando sean de su interés Evita escribirle a tu prospecto toda una disertación. No quieres enviar un correo larguísimo con todas las ofertas que tu cliente abandone a la mitad.
Dejarlo “picado” implica despertar su curiosidad sin revelar todo lo que ofreces en un sólo correo. La idea es alimentar esa relación de prospección con tu cliente poco a poco.
Por ejemplo, si le has dado a tus clientes un consejo sobre estrategias en redes sociales y ves que le va bien en Twitter pero LinkedIn o Facebook lo tienen olvidado, puedes incluir una guía que profundice en alguna de estas plataformas.

5.Incluye un botón de llamado a la acción apropiado

Estos botones pueden tener diversas formas, colores y tamaños y sirven para recopilar los datos de un prospecto cuando es nuevo en tu blog y para dar seguimiento a los intereses de tu cliente. Siempre es buena idea incluir un botón al inicio o al final del cuerpo del correo.
Tu cliente se puede encontrar en diferentes momentos: quizá sigue informándose sobre el tema o quizá ya está preparado para escuchar de precios y ofertas. El botón de llamado a la acción debe ser acorde con la etapa del prospecto. Para lograrlo es clave poner atención a la actividad que ha tenido en tu página web o en redes sociales. Por ejemplo, si descargó un contenido sobre ofertas y presupuestos es viable pedir una llamada telefónica para ver si en realidad es compatible con lo tu empresa ofrece.
Si le pides mucho a tu cliente (ya sea tiempo, pasos a seguir, un formulario extenso) de inmediato suenas como un vendedor. Como regla general lo que pidas a tu cliente, debe estar en función de lo que le das. Recuerda, quieres fomentar una relación recíproca con tu cliente.

Lo importante es que te des el tiempo de conocer a tu prospecto antes de tener el primer contacto con él.

Pon en práctica estos consejos en tu próximo correo para prospectar clientes y cuéntanos cómo te va.

Este artículo fue traducido a partir de artículo de Leslie Ye para Hubspot.

Gabriela Trejo

De todas las formas de comunicación existentes mi favorita es la palabra escrita, y es a través de ella que espero ayudar al lector a conocer más sobre cómo crecer en su empresa o negocio.

Ver todas las entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *