Aloo Studio

ESCRÍBENOS CONTACTO@ALOO.MX
LLÁMANOS (777) 314 49 89
CONTACTO

Elevator pitch ejemplo para conseguir inversionistas

elevator-pitch-ejemplo

Cuando estés en una reunión de negocios o tengas la intención de buscar inversionistas, tienes que preparar tu elevator pitch. Quizá tu negocio o empresa ya alcanzó estabilidad. Ahora quieres seguir creciendo con tu empresa, ampliar el número de servicios o productos, o mejorar la tecnología que utilizas. Por eso quiero mostrarte un ejemplo de elevator pitch.

Es un discurso breve, menos de un minuto, en el cual explicas cuál es tu negocio, qué problema resuelve, cómo lo haces y cuál es la oportunidad que tienes en el mercado.

Tu discurso tiene que tener 4 cualidades: ser breve, fácil de recordar, conciso e irrefutable. Con esta última parte me refiero a que contestes todas las posibles preguntas que te puedan hacer. No para que las incluyas en el discurso, pero sí para tenerlas listas bajo la manga, como se dice coloquialmente, si acaso te llegan a cuestionar al respecto.

Para armar un buen discurso debes responder 5 preguntas básicas que cualquier inversionista querrá saber de tu proyecto, negocio o empresa.

Yo entiendo que tú estás enamorado de tu negocio y podrías pasar horas hablando de él, ¿cierto? La pasión que sientes por tu negocio te ayuda a transmitir entusiasmo que sientes por tu labor, es contagiosa por así decirlo. Úsala durante la exposición de tu idea, sin dejar de ser breve.

Lo malo es que los inversionistas no tienen tiempo para escuchar una disertación de una hora para saber cada detalle de tu empresa. Es duro decirlo, pero al inversionista no le importas tú o tu proyecto. Quien arriesga su capital sólo se interesa en saber si invertirlo contigo lo hará ganar más.

Te aconsejo que escribas las ideas más importantes a modo de guión. Las palabras clave y poco a poco edites el mensaje hasta que sea claro, breve y “enganche” al inversionista. Quieres despertar su interés hasta el punto en que él mismo te diga que quiere escuchar más sobre tu propuesta.

A lo largo de este artículo, mencionaré algunos ejemplos de elevator pitch, para ayudarte a encontrar uno que te ayude e inspire en la creación de tu propio discurso.

Te muestro las preguntas y el orden en que las debes contestar para armar tu discurso:

 

  • ¿Qué problema tiene tu público objetivo?

Esto debe ser contestado en la primera línea de tu discurso. Al mencionar el problema tienes la oportunidad de lograr que quien te escucha se identifique con este. Involucra al inversionista de modo que lo que dices le suene familiar o lo pueda ligar a una persona o grupo fácil de identificar.

Elevator pitch ejemplo inicial:

“En la actualidad el gasto promedio de energía eléctrica de un hogar de clase media en México es de $800 pesos, lo que provoca no sólo un desequilibrio en la economía sino un impacto ambiental en el calentamiento global”

En este ejemplo menciona al público objetivo: la clase media en México, y el problema, el gasto y las consecuencias para el medio ambiente.

  • ¿Cómo están solucionado ese problema hoy en día?

Esto demuestra que conoces el mercado y a tu competencia. Quizá la gente lo resuelve con un método artesanal o el servicio no tiene la calidad que tu ofreces. Debes saber cuáles son sus puntos fuertes y débiles, saberlo te ayuda a situar  tu proyecto dentro del contexto real.

En caso de que tu proyecto sea nuevo, tanto para los productos como para los servicios es indispensable contar con la patente. A todo inversor le interesa saber que si decide poner su dinero en tu idea, no va a tener problemas a la semana siguiente por un competidor que ya registró la idea.

 

En México, el registro de patentes se hace a través del Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI). En este portal puedes obtener la información del proceso del registro de tu patente. Tenerlo te ayuda no sólo para atraer inversionistas, sino para tener todo en regla.

 

  • ¿Qué solución ofreces?

Nada es más convincente que una demostración física  del artículo o servicio que ofreces. Los programas de televisión como Shark Tank y Dragon´s Den, la mayoría de los empresarios que logran un trato, son los que ofrecen una muestra tangible de la solución de la empresa.

Si no lo conoces, puedes buscarlo en Youtube o diversos canales de televisión por cable. Son una fuente de elevator pitch con ejemplos muy diversos: servicios y productos de todas las categorías. La experiencia de tocar o probar el producto o servicio, supera por mucho a lo que puedas contar con palabras.

Algunos buenos ejemplos de elevator pitch los han dado empresas como: One Sole, Scrub Daddy, Lollacup y Rent Like a Champion, todos son productos innovadores que convencen por la oportunidad de probarlos. En la versión en español, algunos pitch destacados son: Quart Vin Glass, Vasoplato y Grupo PGS.

Puedes googlearlos para ver más información sobre qué son y cómo fueron sus presentaciones.

En España tienen su propia versión del programa de empresarios y emprendedores, llamado Tu Oportunidad, que buscan crecer sus negocios. Ambos programas dan ejemplo de buenos y no tan buenos elevator pitch.

Está por estrenarse la versión mexicana “Nadando con TIburones” en este junio de 2016, por Canal Sony.

Otro ejemplo de elevator pitch bien hecho es el de MyCoffeeBox México, una empresa mexicana preocupada por el comercio justo del café chiapaneco.

Piensa en cómo decir cuál es la ventaja, el valor que ofreces y que nadie más tiene. Esto se enlaza con la pregunta de por qué te van a elegir a ti y a tu empresa y no a cualquier otro que ya exista o que aparezca después.

 

  • ¿Qué monto necesitas?

Ten muy claro la cantidad de dinero necesitas, en qué tiempo lo devolverás y qué participación tiene el inversionista. Aunado a esto es una prioridad que expliques con claridad en qué vas a usar ese dinero. Ya sea en tecnología, apertura de sucursales, investigación, mercadeo. Claro que puedes tener la intención de ocuparlo en más de un área, sólo procura definir bien los porcentajes para cada una. Los elevator pitch más exitosos tienen bien clara esta respuesta.

Hablando de números, es importante que tengas en cuenta las siguientes cifras:

  • La facturación del último año
  • Las ganancias netas del año
  • Número de productos o servicios vendidos por año
  • Costo de producción por unidad o servicio
  • El precio público del producto

Si tienes dos o más tipos de clientes, B2B y B2C, es decir empresas y consumidor final, deja claro el precio para cada uno.

A todos nos gusta una buena historia sobre un producto o servicio que cambie nuestras vidas. Ver este tipo de historias, de gente que tiene una gran idea y la convierte en un negocio exitoso es adictivo. Todos queremos estar ahí, de pie frente a las personas que nos pueden ayudar a hacerlo realidad.

Sin embargo a los inversionistas, les gusta aún más los números. Los datos duros siempre son los que determinan si te hacen o no una oferta, y bajo qué condiciones. Y no hablo sólo de los programas de televisión. Los inversionistas profesionales de cualquier plataforma, de gobierno o privado, te van a preguntar lo mismo.

Incluso si buscas el apoyo financiero en tu familia o amigos, preparar tu elevator pitch a detalle, te dará mejores posibilidades de conseguirlo.

Si llegas a mostrar duda, inseguridad o desconocimiento de los números de tu empresa o proyecto, estás echando por la borda tu trabajo.

La seguridad con la que te muestres al decir tu elevator pitch es fundamental para obtener lo que deseas.

  • ¿Cuál es tu visión o tu sueño a futuro?

Cuando tomaste la decisión de buscar la inversión de un tercero, tenías una imagen o visión de tu empresa. Un punto qué quieres lograr y desarrollar. Este argumento, le permite ver el panorama completo al inversionista. Esta persona se pregunta “si le prestó el dinero, ¿que puede lograr?, ¿vale la pena prestarlo? Esto se traduce en dinero para el inversionista.

Rescatando el ejemplo de la energía eléctrica te muestro como queda el siguiente discurso.

 

Elevator pitch ejemplo:

“En la actualidad el gasto promedio de energía eléctrica de un hogar de clase media en México es de $800 pesos, lo que provoca no sólo un desequilibrio en la economía sino un impacto ambiental en el calentamiento global.

Actualmente hay empresas que ofrecen “ahorradores de energía” pero su producto es desechable después de 6 meses de uso, porque no cuentan con la tecnología apropiada.

Mi equipo y yo creamos un ahorrador de luz, un dispositivo que permite ahorrar hasta un 60% de la energía en hogar u oficina. Sólo necesita conectarse a la corriente junto al apagador o aparato que esté en uso.

Actualmente producimos 200 piezas a la semana y facturamos casi un millón de pesos el año pasado. Vendemos el producto únicamente a través de internet. Deseamos colocar el producto en tiendas físicas en la Ciudad de México.

Busco una inversión de tres millones de pesos para la implementación de un sistema de producción que me permita aumentar la producción. Eso nos permitiría comprar y acondicionar el edificio así como la maquinaria especializada y contratar al personal operativo.

En dos años nos vemos vendiendo el producto en almacenes de autoservicio en todo México con una producción tres veces mayor por mes.”

Un par de consejos más…

 

Ensaya tu discurso

En la creación de tu elevator pitch tienes que decir NO a la improvisación. Repite conmigo: NO a la improvisación.

Después de años de experiencia en el negocio, podrías pensar que ya sabes todo sobre éste.  Has memorizado datos, nombres, fechas importantes que te convierten en un experto. Entonces piensas: “ya me lo sé todo, así que voy a ir improvisando”. Es un error fatal.

Los mejores presentadores sugieren prepararse y ensayar varias veces. De hecho, siguen el entrenamiento de los actores de teatro o cine: ensayan tantas veces como sea necesario hasta que se vea natural.

La paradoja es que entre más lo ensayas, más natural te sale.

Puedes invitar a tu equipo de trabajo a ser tu observador. Para que analice tu lenguaje corporal, tu expresión verbal  (nunca nos damos cuenta de nuestras muletillas) o de nuestras manías.

Tu familia o amigos no son los mejores jueces para este caso; nuestros seres queridos podrían estar faltos de objetividad.

Quienes te evalúen deben ponerse en el papel del inversionista y que hagan preguntas como si fuera su dinero el que está en juego al ponerlo en tu negocio o empresa. Todos nos ponemos más serios cuando se trata de arriesgar nuestro dinero.

Otra buena idea es que te grabes con una cámara de vídeo para que puedas observar cómo te ves mientras lo haces. Cuando logres un ensayo que te guste, quedará registrado y podrás rescatar las cosas que te gustaron y evitar las que no. Westfall, quien ha sido ganador de la Competencia Nacional de Elevator Pitch (EE.UU), nota que muchos empresarios hacen muchas pausas e introducen muletillas, te suena familiar el esteee”.

Un consejo que él da para acabar con esas palabras vacías es que las reemplaces  por un gesto que se vea natural. Puede ser tocar el lóbulo de tu oreja derecha o tu barbilla, ajustar tu saco o tocar las mangas de tu camisa. Intentalo cada vez que sientas que se te va a salir esa molesta muletilla. Tendrás y mostrarás mucha más seguridad y confianza en tus palabras.

En resumen: prepara tus números, ensaya tu discurso y muestra entusiasmo por tu idea y ¡consigue la inversión que tu negocio necesita!


Y si quieres aprender más sobre Networking, descarga la guía gratuita de Aloo Studio. Da clic en la siguiente imagen.

Descarga este librio gratuito




Gabriela Trejo

De todas las formas de comunicación existentes mi favorita es la palabra escrita, y es a través de ella que espero ayudar al lector a conocer más sobre cómo crecer en su empresa o negocio.

Ver todas las entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *