Aloo Studio

ESCRÍBENOS CONTACTO@ALOO.MX
LLÁMANOS (777) 314 49 89
CONTACTO

¿Tu negocio necesita volantes publicitarios?

volantes publicitarios

¿Quien en su vida no ha recibido volantes publicitarios? ya sea que te los entreguen en mano en la calle, los arrojen al buzón de tu hogar, o te dejen uno en el parabrisas, este tipo de publicidad es muy económica y la alternativa por excelencia para pequeños negocios.

Antes de correr a hacer tus volantes publicitarios, debes primero evaluar si es lo correcto para tu negocio o no, el que hayamos crecido rodeados de este tipo de publicidad no significa que sea la mejor alternativa para tu negocio.

Hoy en día hay alternativas de publicidad en internet  segmentadas y de costo bajo como Google AdWords que quizá puedan funcionar mejor, también existen las redes sociales mediante las cuales puedes fácilmente catapultar el éxito de tu negocio.

 

¿Cuándo utilizar volantes publicitarios?

Los volantes son más efectivos si tu negocio es B2C, es decir, business to consumer, en pocas palabras, tú le vendes directamente al usuario, también si tu producto o servicio es de consumo masivo o de primera necesidad, algo que todos, o casi todos necesitemos y podamos pagar, es decir, si tu producto no es caro, en el caso de un restaurante por ejemplo, todos comemos y dependiendo el lugar, es probable que todos podamos pagar una comida. Hay algunos casos de B2B donde aún puede ser buena idea imprimir volantes publicitarios.

Los colegios privados o escuelas especializadas son el caso más común que hemos visto de desperdicio de volantes publicitarios, que sin embargo logran obtener un retorno de inversión. No todas las personas tenemos hijos, o sobrinos, o estamos en edad de escoger alguna escuela, sin embargo estos volantes publicitarios son repartidos a cualquier persona, indiscriminadamente, de todas esas personas logran llegar a unos cuantos quienes si son clientes ideales. En este caso el costo de inscripción + colegiatura (semanal, mensual o semestral) permite tener un buen retorno de inversión con tan solo unos pocos alumnos ya que su estancia dentro de la escuela como estudiantes o el valor de vida como clientes es mayor.

Solo imagina si invirtieras en publicidad en línea, lo mismo que inviertes en volantes publicitarios, no para llegar a muchas personas que ni les interesa tu anuncio, pero para que te encuentren y lleguen a ti solamente personas que ya están buscando en internet lo que ofreces. ¿Cuál crees que sería tu resultado?

Si tienes aún dudas sobre qué alternativa es mejor para tu negocio, puedes invertir un poco en publicidad en línea de Google AdWords sin dejar de hacer volantes publicitarios y medir el resultado por ti mismo y quedarte con lo que funcione para tu negocio.

No existe una receta probada para todos los negocios, cada uno es único y diferente y su estrategia de promoción debe ser única y diferente. Lo que funciona para tu vecino, tal vez no funcione para ti.

 

Ventajas y desventajas de los volantes publicitarios.

Entre las principales ventajas de utilizar volantes publicitarios está el costo, las imprentas se han preocupado mucho por abaratar los costos de impresión, desde imprimir múltiples volantes para múltiples clientes en el mismo tiraje, hasta ahorrar en papel y tintas, esto hace que los volantes publicitarios sean cada día de menor calidad, pero… ¿a quién le importa? si finalmente la gente los va a tirar en la basura… ¿por qué invertir en producir volantes de calidad?

Esa es justo su principal desventaja, la mayoría terminan en la basura sin alcanzar a tu comprador ideal, esa persona que busca lo que tu haces, que necesita lo que tu haces y que puede pagar por lo que tu haces ¿Cuántos volantes son desperdiciados para que un volante cumpla su objetivo?

Si estás leyendo esto y has utilizado volantes previamente y has tenido éxito con ellos, probablemente sabes que a pesar del desperdicio, su bajo costo permiten tener un retorno de inversión. Si decides repartir volantes publicitarios como parte de tu estrategia, asegúrate de revisar tres cosas: diseño, formato y distribución.

Diseño: El diseño de tu volante debe ser bueno, contrata un diseñador profesional que te aconseje, por diseñar un volante no te cobrará mucho dinero y siempre piensa que de esa cantidad que te cobre, tu podrás mandar hacer decenas de miles de ellos. No intentes hacer tú mismo el diseño, puedes causar aun más desperdicio si las personas desechan tu publicidad por un mal diseño.

Formato y calidad: Actualmente se reparten muchos volantes publicitarios de tamaña ¼ de carta, hace unos años el estándar era ½ carta, pero para abaratar costos, el tamaño se ha reducido, si tu negocio, necesita transmitir mayor seriedad y estabilidad, tal vez ½ carta sea lo ideal. En cuanto a calidad de impresión, si contrataste una opción barata para la reproducción de tus volantes, no esperes calidad premium, pero tampoco aceptes volantes mal hechos, entre los errores más comunes que encontrarás, están las variaciones muy marcadas de color, malos cortes y fallas en el registro, esto último ocurre cuando ves la imagen borrosa porque las tintas no cayeron adecuadamente una sobre otra.

Distribución: Es quizá lo más importante y la principal causa de desperdicio, aunque sean baratos, es dinero que te costó, así que entregarlos a repartidores que vayan y los tiren en cualquier lugar con tal de terminar antes, es realmente lamentable, que tú mismo vayas y los botes en cualquier local  o negocio para que cualquiera los agarre tampoco es lo ideal.

Si estás ahorrando al utilizar la forma de publicidad más barata, por lo menos tomate el esfuerzo de asegurar una buena distribución, asegúrate que quien los reparta lo haga bien, identifica puntos o locales estratégicos para dejar tus volantes, no los dejes en cualquier lugar.

Pon el ejemplo, repártelos tú mismo con tus empleados en las colonias cercanas a tu ubicación y aprovecha la ocasión para platicar con la gente cuando les entregues el volante, en la medida de lo posible háblales de cómo tu negocio les puede ayudar y da informes a quien se muestra ligeramente interesado. Existen empresas o personas que garantizan la repartición de volantes publicitarios, date una vuelta para verificar que si los están repartiendo adecuadamente en los lugares donde te dijeron que lo harían.

 

Siempre debes buscar para tu negocio la mejor relación costo-beneficio, solo no permitas que esta sea la única directiva para tu estrategia, considera las características de tu negocio y quienes son tus compradores ideales.

Sobre todo, no implementes una estrategia sin un objetivo concreto para tu negocio. Solo por que tu vecino lo hace así o alguna empresa exitosa de la ciudad se anuncia de determinada manera, no significa que debas tú hacer lo mismo.

Si quieres dar el primer paso para la construcción de tu estrategia de promoción, descarga sin costo nuestro libro ¿Quién es mi comprador ideal? Una guía para definir el perfil de tu comprador.

Felipe Mendoza

Especialista en diseño web y estrategias de marketing. Fundador y CEO en Aloo Studio, agencia de marketing digital.

Ver todas las entradas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *